NOTICIAS DEL MÁS GRANDE

Lo último


Karpaty demandó a River

El club ucraniano recurrió a la FIFA por la deuda de tres millones de euros que mantiene River por el pase de Jorge Carrascal. ¿Qué hará el Millonario al respecto? ¿Marcelo Gallardo podrá contar con el colombiano? ¡Enterate los detalles!



La pandemia del Coronavirus y la suspensión del fútbol en todo el mundo lleva, indefectiblemente, varios problemas a los clubes, especialmente a los sudamericanos,  por la situación económica en sus países. Esto sucede en Argentina, donde los equipos grandes tienen dificultades para mantener a sus futbolistas de las ofertas que llegan del exterior y para pagar las deudas, que fueron generadas por las compras refinanciadas antes y durante esta crisis y la falta de ingresos por la interrupción de la actividad.



Es el caso de River, que mantiene varias deudas en la actualidad y debe ponerse a cuenta con varias de ellas. Después del acuerdo con Belgrano por el pase de Matías Suárez, ahora el Karpaty Lviv de Ucrania reclamó ante la FIFA el pago pendiente del Millonario por la opción de compra de Jorge Carrascal.



Dado que en Núñez no abonaron las dos cuotas de 1.250.00 euros por la opción de compra del 90% de la ficha del volante y tampoco los 500 mil del préstamo que se realizó en enero del 2019, el club ucraniano decidió elevar su reclamo ante la máxima entidad del fútbol para cobrar los tres millones de euros pendientes. 



Esto llevará a los dirigentes a llegar a un acuerdo con el equipo europeo para evitar el pago de una multa, que se sume a la deuda acumulada, algo que ya le sucedió tras otro reclamo del San Pablo por la tardanza en el pago de las cuotas de la transferencia de Lucas Pratto​. Al mismo tiempo, el club también debe ponerse a cuenta con otras deudas que mantiene con distintos clubes, como son los casos de Fabrizio Angileri, Nicolás De la Cruz, Paulo Díaz y Juan Fernando Quintero.



Mientras tanto, una oferta de Rusia



Además, Carrascal es uno de los jugadores de River más apuntados por equipos de Europa, y uno de ellos es el CSKA de Moscú, que envió una carta a través de sus agentes manifestando que quiere al colombiano. La cifra que trascendió fue de 7.000.000 de euros. De esta manera, River tendría que responder a esta oferta, si es que llega directamente al club, y decidir si lo vende por este monto, aunque su cláusula de rescisión sea de 20 millones de euros.