NOTICIAS DEL MÁS GRANDE

Lo último


El análisis de River 2 Banfield 0

El equipo de Marcelo Gallardo venció al Taladro en la cuarta fecha de la Copa de la Liga Profesional. Aquí, las claves del partido.



Después de un triunfo muy justificado de Banfield en el debut de la Copa de la Liga Profesional, River pudo tomarse revancha, aunque esta vez lo hizo como visitante. Y luego de un comienzo adverso, incluso con un penal en contra, el Millonario se sobrepuso y logró una victoria que lo ubicó como líder de su zona junto con el Taladro. 



En este encuentro, Marcelo Gallardo apostó por el 3-5-2 que tanto utilizó en el primer semestre de este año. Con Santiago Sosa compartiendo la defensa junto con Robert Rojas y Javier Pinola, el Muñeco ubicó a Milton Casco y Fabrizio Angileri como carrileros/wines e intentó generar su fútbol con Cristian Ferreira e Ignacio Fernández como internos, para abastecer a los delanteros Lucas Pratto y Julián Álvarez. 



Y aunque el comienzo fue auspicioso con algunas combinaciones entre los pases filtrados y conducciones de Pinola para los apoyos de Pratto, a River le costó (nuevamente) perforar el 4-1-4-1 del local, que estuvo a la altura incluso con las lesiones de los colombianos Mauricio Cuero e Iván Arboleda.  Tanto fue así que solamente pudo rematar solo una vez en el primer tiempo, donde el Taladro pudo haber abierto el marcador con un penal de Luciano Lollo, el cual se fue por las nubes del Florencio Sola. 



Ante la imposibilidad de hacerse profundo ante las grandes vigilancias de Martín Payero y Giuliano Galoppo por sobre Fernández y Ferreira, Gallardo movió la estantería y cambió a un 4-1-3-2 con el ingreso de Jorge Carrascal por Pinola (al visitante le sobraba un jugador en defensa), el cual le dio un poco más de claridad al equipo, además de sumar a un hombre en la gestación del juego y la presión alta, el punto donde más se destacó el equipo. Así y sin demasiada creatividad para crearle jugadas claras a Facundo Altamirano (el juvenil entró por Arboleda en el arco local), el Millo pudo ganar el partido con dos cabezazos de Nacho Fernández y Rojas, ambos luego de un tiro de esquina.



De esta manera, River se lleva una victoria importante, aunque seguramente le deja varias cosas a corregir para Gallardo, especialmente en el volúmen de juego, el cual ha bajado considerablemente luego de la finalización de la fase de grupos de la Copa Libertadores, donde justamente tendrá su próximo encuentro este martes ante Athletico Paranaense.