NOTICIAS DEL MÁS GRANDE

Lo último


La adversidad: el alimento de este River

Después del escandaloso robo al que fue sometido River el domingo pasado contra Boca, en el cual pocos hicieron hincapié, hoy le toca al equipo de Gallardo vivir otro partido antinatural ante Santa Fe por la Copa Libertadores.



Con un arquero improvisado (Enzo Pérez), con un grupo reducido de jugadores (apenas 11) pero con una mente fuerte y una cabeza muy preparada como ha sido distintivo en todo el ciclo Gallardo, en su cuerpo técnico, en lo que asimilaron los jugadores para escaparle con fútbol a las adversidades. 



Parece muy difícil, algunos dicen imposible, que hoy el Millonario saque adelante este partido exótico. A pesar de todo esto, yo le tengo mucha confianza al ADN de este River, más allá de que hoy deba por fuerza mayor postergar algunas de sus características más notables, como la intensidad del juego, la presión en todo el campo, teniendo en cuenta que apenas cuenta con un puñado de jugadores.



 Pero vayamos a septiembre 2020 donde se originó formalmente esta situación que hoy padece el Millo: cuando Gallardo determinó no ampliar la lista de la Copa Libertadores nadie le recriminó absolutamente nada. Incluso, anotó cuatro arqueros. El Muñeco hizo lo que tenía que hacer y lo hizo convencido de lo que hacía.



Es muy fácil hablar con el diario del lunes y sobre todo en este contexto de pandemia. Ahora bien, dicho esto, paso a la CONMEBOL y me cuesta contener la bronca hacia una entidad que quiere ser rigurosa con la reglamentación aunque esta esté totalmente fuera de contexto. Parecería que Domínguez es el gran experto en salud del continente (no entiendo cómo se lo pierde la OMS para su comité de expertos).



Domínguez es el que determina que el COVID no es una lesión grave o no representa un motivo de baja grave para un jugador. Una burrada: el coronavirus pone en riesgo la vida; una lesión muscular u ósea es recuperable, es parte del juego, pero un virus que puede ser mortal es otra cosa. Ojalá no tengamos que padecer algún jugador en terapia intensiva.



Por último, pensando en esta noche: vi más de 500 partidos de River en los que nunca le llegaban al arco.



Por eso, con la fe intacta en este equipo que se alimenta de las adversidades, nos escuchamos esta noche en la TOP 1049