NOTICIAS DEL MÁS GRANDE

Lo último


Costanzo volvió a hablar sobre su pasado en River

Después de mucho tiempo sin hacer declaraciones, Franco Costanzo fue entrevistado por Diego Borinsky de La Nación y se refirió a su paso por el Millonario: "Hubiese sido más fácil mi etapa en River si yo hablaba". Además, habló sobre la pelea entre Horacio Ameli y Eduardo Tuzzio y el polémico partido ante San Pablo en 2003.



Franco Costanzo siempre fue un personaje muy llamativo del mundo del fútbol, especialmente por su resistencia a hablar con la prensa en su etapa en River. En el Millonario, disputó 120 partidos y ganó tres títulos (Clausura 2002, 2003 y 2004), pero pocas veces habló de su paso por el club. Sin embargo, Costanzo fue entrevistado por Diego Borinsky, del Diario La Nación, y allí se refirió al respecto: "No creo que me haya ido mal, porque tuve la suerte de jugar más de 100 partidos en el club y ganar campeonatos. Me hubiese gustado irme de una mejor manera, pero en el fútbol no siempre se dan las cosas como uno quiere. Creo que el hincha nunca me terminó de conocer. El hecho de no haber hablado y no haberme podido defender ante críticas que me parece que fueron excesivas, tal vez dieron la percepción de una persona que no soy".



Además, en ese sentido agregó: "Si me preguntás: "¿Hubiese sido más fácil mi etapa en River si yo hablaba?". La respuesta es "sí". En cierto punto era consciente de eso, pero parte de mi personalidad era construirme una coraza. O sea: yo quería ser el arquero de River, pero estar exento de lo que implicaba ser el arquero de River. No me gustaba contar cosas de mí, no me gustaba la exposición pública ni que me reconocieran por la calle. Iba a un boliche y quería hacer la cola como todos. Y ojo: sabía lo que era River, eh. No es que llegué de un club chico. No, yo me crié desde los 15 años en River".



Uno de los partidos más recordados de su etapa en el Más Grande fue el encuentro ante San Pablo, por la Copa Sudamericana 2003, en el que hubo una batalla campal antes de los penales, en los que ganó River. El ex arquero lo recordó y afirmó: "Esa sí fue una batalla campal, nunca viví nada igual. Con los equipos brasileños suele haber bastante pica y esa noche, entrando al estadio, nos rompieron todos los vidrios del colectivo. ¡Todos, eh, no quedó ni uno sano! Entramos tirados en el piso, debajo de los asientos. Ya empezó calentito el asunto. En el 1-0 vinieron a buscar la pelota y medio que los saqué del arco a empujones, pero no fue más de allí, y al terminar el partido se armó la batalla. Fue tremendo. Terminamos pasando por penales y para la final con Cienciano eran tantas las bajas por expulsiones y lesiones que tuvieron que ir dos arqueros, Saccone y Lux, para completar el banco de suplentes y debutó de lateral derecho Luis Lobo, un chico del club. ¡Debutó como titular en una final internacional!".



Por último, el ex Basilea también rememoró la histórica pelea entre Eduardo Tuzzio y Horacio Ameli, durante el año 2005 y su influencia en el grupo que comandaba Leonardo Astrada: "Afectó muchísimo, porque veníamos súper bien y nos tomó por sorpresa. Fue dificilísimo sobrellevarlo a nivel vestuario, no sabíamos cómo hacerlo, fue lo más fuerte que viví dentro de un plantel. Que agarré del cuello a Ameli, como se dijo, es mentira. La verdad es que estábamos todos shockeados, se suspendió la práctica, nos quedamos en stand by y empezaron las reuniones: qué hacemos, por dónde seguimos, tratemos de que esto no salga de acá. y a las 2 horas estaba en todos los programas. Era imposible que no se supiera. Para mí fue muy duro porque era amigo de los dos. Hablé con ambos y no tomé partido por ninguno. No soy quién para hacer un juicio de valor".