NOTICIAS DEL MÁS GRANDE

Lo último


El día en que Saviola conoció a Messi

En una gran charla por Instagram Live, Lito Costa Febre entrevistó a Javier Saviola, quien se refirió a su paso por el Barcelona y recordó el día que vio por primera vez a Lionel Messi. Además, el Conejo rememoró el Mundial 2006 y elogió a varios ex compañeros como Ronaldinho, Xavi Hernández y Andrés Iniesta.



Javier Saviola es uno de los tantos jugadores nacidos en las inferiores de River que brillaron en el fútbol europeo. En su caso, el Conejo fue transferido al Barcelona en el 2001 por 36 millones de euros y jugó en el Culé hasta el 2004. En su comienzo en el club, un joven Lionel Messi ya daba muestras de su incomparable talento en La Masía y Saviola recordó cómo lo vio por primera vez: "El técnico Carles Rexach me dijo que vaya a ver a un compatriota mio que me iba a sorprender. Yo no le di tanta importancia, y cuando lo vi me di cuenta que era distinto. Messi era algo totalmente distinto. Un extraterrestre. Su gambeta, su velocidad, lo fácil que podía hacer goles".



En una extensa charla con Lito, en sus Charlas Monumentales de los sábados en Instagram Live, el Conejo también se refirió a otros compañeros que tuvo en el equipo catalán como Ronaldinho, Xavi Hernández y Andrés Iniesta: "Ronaldinho era algo que no podría describirlo. Un fuera de serie. Era distinto a Messi, pero Dinho era un show. Sombreros, caños, pases de espaldas, pases de gol que solo el podía dar. Y yo lo agarré en su mejor momento. Volaba. He visto cosas de él que no pude ver en otros jugadores. Iniesta y Xavi... Jugar un rondo con ellos era saber que no ibas a salir más del medio". 



Finalmente, el ex jugador recordó el Mundial 2006, donde tuvo una gran actuación, pero en el cual no fue titular en el encuentro de cuartos de final ante Alemania. En este sentido, aclaró que no siente ningún rencor con José Pekerman, el DT de la Selección Argentina en ese momento: "Con José nos conocemos desde mis 15 años. Sinceramente estaba haciendo un Mundial bárbaro, en lo futbolístico y en lo físico. Fue un mundial muy bueno, jugamos muy bien. Él tomó la decisión de que juegue otro compañero y siempre fue muy respetuoso con los técnicos. Hablamos y no quedó ningún rencor".